Zapatillas blancas: Tendencia y comodidad a tus pies

0
2070

Si lo tuyo son los zapatos planos, de seguro estarás feliz con esta noticia. La reivindicación de este calzado ya es un hecho y ha tomado fuerza en el ámbito del confort, con propuestas chic que dan para todos los gustos y estilos. Si bien los materiales y estampados siempre van mutando según la temporada y nuevas tendencias de moda, hay clásicos como la lona y el cuero que no pierden el primer lugar en preferencias.

La premisa en esta opción es la originalidad y el estilo que te puede dar un par de zapatillas blancas, conservando la comodidad y la posibilidad de ser combinadas con diferentes estilos de outfit, logrando un look fresco y práctico de manera fácil y rápida.

El dinamismo del Blanco

En una época donde el ser fitness es practicamente un deber, usar zapatillas dejó de ser algo netamente de deportistas. Más aún cuando comienzan a ser un básico de cualquier closet y se busca recuperar las versiones más austeras y minimalistas de los clásicos calzados que marcaron cierta época.

En este contexto toma fuerza el street style, cuando las deportivas blancas comienzan a ser las protagonistas gracias a los atuendos de reconocidas modelos e influencers.

En esta línea es que podemos encontrar diferentes formas de llevar a las blancas protagonistas de esta nota. Una de ellas es la esencia tomboy, estilo que se caracteriza por utilizar una estética más cercana a lo masculino, tal como camisas leñador, pantalones boyfriend que no marcan demasiado la figura, prendas oversize, etc.

Por otro lado, las faldas y zapatillas siempre son una opción. Los looks más amados suelen ser aquellos donde las  zapatillas dan el toque perfecto a la estética cómoda y despreocupada.

 

Y si hablamos de prendas de carácter diametralmente opuesto, es imposible no  pensar en los outfits de noche que tampoco se pudieron resistir a esta invasión deportiva. Las zapatillas ya no son impedimento para ninguna ocasión. La moda se rindió ante su comodidad y versatilidad y sin duda llegaron para quedarse.

¡Un must en nuestro closet!