H&M llama a recolectar ropa usada con su nueva campaña “Bring It”

0
4629
H&M

H&M lanzó su iniciativa global Garment Collecting el año 2013 y desde entonces la compañía ha recolectado más de 40 mil toneladas de ropa. Hoy, los clientes pueden traer cualquier prenda o textil del hogar, de cualquier marca y en cualquier condición, a las tiendas H&M, durante todo el año. El objetivo es incrementar la cantidad de prendas recolectadas cada año, para alcanzar un volumen de 25 mil toneladas por año para el 2020.

Un nuevo film dirigido por Chrystal Moselle dará el puntapié a la próxima campaña de Garment Collecting “Bring It”, la cual debutará globalmente el 26 de enero en hm.com. La campaña busca aumentar la conciencia de la importancia del reciclaje de ropa. H&M quiere cerrar el ciclo de la moda dando a los clientes una solución fácil para entregar prendas no deseadas y textiles del hogar para que puedan ser reutilizadas o reciclados a través de la iniciativa de recolección de prendas de H&M. Al hacerlo, menos prendas terminarán desechadas en vertederos.

La película “Bring It” relata el viaje que las prendas no deseadas siguen después de haberlas dejado en tienda. A través de historias inspiradoras, la película ilustra cómo se puede aumentar la vida útil de una prenda para mantenerla en el ciclo durante el mayor tiempo posible.

El 2014 H&M presentó su primera colección “Close the Loop” hecha con fibras textiles recicladas, un paso importante en el cierre del ciclo para la moda. Este otoño una nueva colección online que consta de dos productos Close the Loop hechos completamente de denim reciclado será lanzado durante la semana del 30 de enero.

Para ofrecer moda y calidad al mejor precio de una manera sostenible, la ambición de H&M es trabajar hacia un cambio en la manera que la moda se produce y se disfruta hoy. Close the Loop es un compromiso central del trabajo de H&M hacia un futuro sostenible de la moda. El objetivo es crear un ciclo cerrado para textiles, de modo que las prendas no deseadas puedan ser reutilizadas y recicladas para crear nuevas fibras textiles para nuevos productos. A su vez su ayuda a ahorrar recursos naturales y garantizar que cero prendas de vestir terminen en vertederos.