5 consejos para reiniciar el año con mucha energía

0
2490
Girl looking at mother pouring water in glass

Luego de unas merecidas vacaciones, volver a la rutina no siempre es fácil. La habitual jornada de trabajo o estudio puede parecer demasiado larga y a veces al finalizar el día las personas se sienten más cansadas de lo habitual.

 

Gran parte de esta falta de energía es porque durante las vacaciones cambiamos nuestros horarios de alimentación, de sueño y ocio. Entonces, volver a la rutina normal supone un sacrificio para nuestro cuerpo, que ya se había acostumbrado a una dinámica más relajada.

Afortunadamente, de forma natural es posible ayudar al cuerpo para que se active un poco más, con un poco de paciencia y voluntad podremos volver a la rutina y enfrentar el día a día con alimentación equilibrada que nos recargue de energía y vitalidad.

El nutricionista de Nestlé, Héctor Carrasco entrega 5 tips muy fáciles de seguir, pero que podrán hacer una importante diferencia en el día a día.

ab38838a-a967-4918-8a97-83cf9257dab8

  1. Al despertar, toma al menos 1 vaso de agua antes de cualquier cosa

El agua es importante para todos los procesos que ocurren en nuestro cuerpo, no olvides que casi un 70% de tu cuerpo es agua. Una deshidratación leve puede disminuir tu capacidad de atención y en consecuencia, tener jornadas menos productivas. Te aconsejo llevar una botella de agua contigo para tomar agua durante todo el día (al menos 2 litros diarios)

 

2. Recuerda desayunar todos días en forma equilibrada

El desayuno es la comida más importante del día ya que permite entregar a tu cuerpo los nutrientes para recuperar lo que se ha gastado mientras duermes y la energía para iniciar bien el día. Un desayuno completo debe tener una porción de lácteos (yogurt o leche baja en grasas) una porción de cereal hecho con grano entero (cereales integrales o pan integral) y fruta.

 

 Puede adicionar Semillas y frutos secos

En cantidades adecuadas, las semillas y frutos secos son una opción ideal para complementar tu desayuno, porque aportan proteínas y minerales importantes para el cuerpo.

 

3. Prepara una lista de compra para tu desayuno semanal

Hacer las compras planificadamente ayuda a evitar tentaciones y además permite contar en la despensa con distintos alimentos como leche, yogurts, frutos secos, cereales integrales y frutas frescas. De esta forma es más fácil siempre tener un desayuno rico y variado, y por sobre todo, nutritivo.

 

4. Si no alcanzaste a desayunar en casa, prepara un desayuno express

Desayunar en casa es muy importante, porque le das tiempo a tu cuerpo para procesar los alimentos. Si por alguna razón no alcanzas a hacerlo, saca de tu despensa una barrita de cereal integral, busca una fruta y una leche en cajita (baja en grasas) para disfrutar en el camino. Así te aseguras de obtener los nutrientes claves para iniciar la mañana.

 

5. Mantener opciones de colaciones saludables en la oficina

Lleva a tu oficina yogurts, leches en cajita, frutos secos, barritas de cereal integral, para comer a media mañana. Las proteínas que se encuentran en lácteos y frutos secos pueden ayudar a mantenernos saciados por mayor tiempo. Las proteínas de las barritas de cereales y frutos contienen fibra, que producen el mismo efecto. De esta forma, al llegar con menos apetito al almuerzo, puedes comer menos y controlar de forma eficiente las calorías.